Elkarbanatuz – Noticias

“#RentaMínimaSí, pon tus prejuicios en cuarentena

La actual pandemia de la COVID-19 ha profundizado la situación de vulnerabilidad social y económica en la que viven millones de personas. Consciente de ello,  EAPN, la Red de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión, ha liderado una campaña a nivel estatal a favor de la aprobación de una Renta Mínima, que garantice el derecho de las personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, a desarrollar su vida en condiciones básicas de dignidad y bienestar. Para ello ha publicado un manifiesto al que hasta la fecha se han adherido 464 organizaciones de acción social y cooperación al desarrollo de todo el estado, entre ellas la Asociación Elkarbanatuz.

El manifiesto explica que la Renta Mínima Estatal beneficiaría a millones de personas que antes de la pandemia ya se encontraban en situación de gran precariedad. A ellas se sumarían quienes a consecuencia de la crisis sanitaria ahora se encuentran bajo el umbral de la pobreza.

Actualmente, casi 600.000 familias carecen de ingresos y hay que recordar que antes de la pandemia un 26% de la población vivía en riesgo de pobreza y exclusión social en España. Más aún, la pobreza severa afectaba a más de 2,5 millones de personas.

La propuesta de una Renta Mínima persigue eliminar la pobreza severa y reducir la pobreza relativa, proporcionando a los hogares sin ingresos o con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, una renta que les permita salir de tal situación; presta una atención especial a la lucha contra la pobreza infantil mediante un sistema de complementos por hijo/a; incluye un complemento de vivienda para asegurar el derecho a una vivienda digna, y apuesta por la inclusión social, estableciendo itinerarios sociolaborales personalizados, con perspectiva de género, para favorecer la reincorporación al mercado de trabajo de las personas beneficiarias que estén en condiciones de trabajar.

Bajo el lema  “#RentaMínimaSí, pon tus prejuicios en cuarentena” la campaña se desarrolló fundamentalmente a través de las redes sociales. Se centró en explicar por qué es una medida positiva para el conjunto de la sociedad y para el desarrollo económico y social,  y en reforzar los mensajes positivos, desde la perspectiva de las personas en situación de pobreza y/o exclusión y entidades acción social.


El servicio de acogida, más presente que nunca

Desde el inicio del confinamiento, el equipo de acogidas, seguimiento socioadministrativo y gestión de ayudas está en constante búsqueda de información actualizada sobre las diferentes ayudas dirigidas a las personas y familias afectadas por el covid-19.

Como es sabido, muchas de las personas usuarias de nuestros servicios se han quedado sin empleo a raíz de la declaración del estado de alarma. Algunas de ellas han tenido que acogerse a un ERTE pero otras han quedado en una situación de mayor desamparo. Precisamente el gobierno estatal ha puesto en marcha subsidios de apoyo a personas afectadas con ERTE-s, pero también a personas empleadas de hogar, así como a personas trabajadoras con contratos temporales que no tenían derecho a paro. El organismo que se encarga de todas estas gestiones es el SEPE, el servicio de empleo público  estatal.

Por su parte, el gobierno autonómico está articulando medidas de apoyo al pago del alquiler destinadas a personas residentes tanto en vivienda protegida como en vivienda libre. Estas ayudas se gestionan a través de Alokabide, servicio dependiente del Gobierno Vasco.

Por último, destacar las ayudas para alimentación que con carácter excepcional están gestionando los servicios sociales de base, que siguen trabajando mediante citas telefónicas. Estas ayudas están destinadas, resulta obvio, a las personas y/o familias más vulnerables.

En lo que respecta al equipo de acogidas de Elkarbanatuz, estamos en contacto permanente con las personas usuarias asesorándolas sobre los pasos a dar en cada caso. En este sentido hay que resaltar la importancia de estar al día de los recursos existentes, para que las necesidades básicas de personas y familias con las que trabajamos puedan estar cubiertas, evitando procesos de mayor vulnerabilidad.

No menos importante es el apoyo que se brinda en la realización de gestiones on-line, que resultan especialmente complejas para algunas personas, ya sea debido a sus dificultades idiomáticas, ya a la falta de conocimientos informáticos. Es un hecho que la actual coyuntura está confirmando la existencia de una gran brecha digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.