Harantzago begira | Mira más allá

Elkarbanatuz – Noticias

Acompañamiento en el servicio ocupacional

Si algo se ha intensificado en el Servicio Ocupacional a raíz de la pandemia, esto ha sido y es el acompañamiento que brindamos a las personas usuarias.

Siempre hemos apostado por un modelo de atención individualizada que desde una mirada global tiene en cuenta a la persona en todas sus dimensiones y facilita la coordinación interdisciplinar. Pero la situación sanitaria nos lleva a afinar más las metodologías que ponen a la persona y su cuidado en el centro de la intervención.

Con la coyuntura actual surgen nuevas necesidades que intentamos cubrir desde el servicio, con el objetivo de que la situación de las personas mejore o, por lo menos, no se deteriore.

Así, acompañamos a las personas a la hora de realizar gestiones en multitud de servicios que han sustituido los sistemas de atención presencial por los telemáticos como es el caso del Ayuntamiento, Lanbide o los Centros de Salud; facilitamos y hacemos comprensible un volumen cada vez mayor de información en permanente cambio, y promovemos momentos de encuentro físicos y virtuales que ayudan a las personas a gestionar la incertidumbre y los miedos.


10 de octubre: Día mundial de la salud mental

El 10 de octubre se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, fecha que reivindica la importancia de reconocer la relación entre la salud física y la salud mental. Como caras de una misma moneda, ambas han de ser cuidadas y supervisadas por profesionales para garantizar el bienestar de las personas en las diferentes etapas de la vida. No en vano, en 1946 la Organización Mundial de la Salud definió el término SALUD como el estado de completo bienestar físico, mental y social, superando las concepciones más limitantes que la reducían a la ausencia de afecciones o enfermedades.

Durante los últimos meses y fruto, como no, de la pandemia, la salud mental de muchas personas se ha visto afectada. De hecho en el Servicio Psicosocial de Elkarbanatuz venimos observando que han empeorado algunos cuadros depresivos y trastornos de ansiedad, al tiempo que se han diagnosticado nuevos casos. Respecto a las personas que padecen trastornos psicóticos, también se aprecia un aumento y agudización de los síntomas. 

Los factores que han conducido a este empeoramiento general de la salud mental de las personas tienen que ver con la constante vivencia de una situación de alerta y la incertidumbre provocada por la crisis sanitaria y económica. A la preocupación ante lo incierto del futuro se añade el miedo derivado de la proximidad de la enfermedad y la muerte propias o de las personas del entorno. En este contexto, desde la óptica del Servicio Psicosocial se hace más necesario que nunca prestar apoyo, cuidados y acompañamiento a las personas que tienen un problema de salud mental y trabajar para erradicar el estigma social que sufren todavía en nuestra sociedad.