Harantzago begira | Mira más allá

Elkarbanatuz – Noticias

FORMACION: Aprendizajes en tiempos de la COVID-19

Llevamos muchos meses conviviendo con la pandemia y, como en todos los ámbitos de la vida, las acciones formativas que impartimos se han visto profundamente afectadas. El equipo profesional ha tenido que modificar los temarios para adaptarlos a las necesidades que impone la crisis sanitaria. Ha sido necesario incorporar nuevos contenidos a fin de garantizar que el perfil profesional del alumnado se adecua a la demanda de unos sectores especialmente afectados por la pandemia como son la limpieza, la hostelería y el turismo.

Esta adaptación se ha realizado a través de un proceso que se desarrolló durante los últimos meses con la participación y las aportaciones del alumnado. Nos parecía importante hacer conscientes a los alumnos y alumnas de los cambios que se estaban produciendo y colocarles en una posición más proactiva en su propio proceso de cualificación profesional. Por tal motivo, propusimos una metodología participativa y grupal que permitió que a lo largo de varias sesiones el alumnado reflexionara sobre el tema, estableciera conclusiones e interiorizara como propios los cambios operados en el desempeño profesional y por ende en los contenidos del curso. 

En el caso concreto del trabajo en el entorno de los hoteles, el resultado fue que, además de las medidas sanitarias de todos y todas conocidas, se incorporaron cuestiones relativas al orden de las tareas en la limpieza de las habitaciones; nuevos métodos de higienización como el uso del ozono; utilización de materiales desechables; medidas higiénicas específicas para el personal de limpieza; cierre de espacios, muebles o dispensadores que entrañan un mayor riesgo de contagio como es el caso de los mini bares, o la adaptación de las fórmulas de pago para evitar el uso de dinero en metálico.

También en la limpieza de empresas el trabajo del alumnado dio sus frutos.  Como consecuencia de la revisión realizada, se priorizó la atención a aspectos como los productos utilizados, cobrando mayor importancia los desinfectantes; la limpieza rutinaria de superficies de contacto (interruptores, manillas); la desinfección de superficies comunes (mesas, sillas) y los métodos de recogida y desecho de los materiales utilizados.

Algo similar sucedió en relación al trabajo en restaurante. En este caso las aportaciones del alumnado fueron más allá de la consabida distancia social con el cliente. Así, se resaltó la atención debida a la desinfección diaria en el lavavajillas de todo el material utilizado durante el servicio o, en su defecto, el uso de otras técnicas como la desinfección con alcohol. Además, se incorporaron al temario diferentes sistemas para determinar la necesidad de desinfectar o no los espacios del establecimiento y, por último, el conocimiento de aplicaciones que permiten realizar el pedido desde el móvil escaneando un código QR. Como puede apreciarse, un importante esfuerzo de adaptación a las necesidades derivadas de la pandemia, que en este caso tiene el valor añadido de haberse realizado con la participación e implicación del alumnado del centro.


INCLUSION: la calidad en la intervención socioeducativa

Durante el mes de enero, en los recursos residenciales revisamos la adecuación a los requisitos de calidad fijados en el proceso de intervención socioeducativa.

Terminado el 2020 nos parecía importante evaluar con las personas los procesos de intervención. Más allá de las exigencias del sistema de calidad, nos parecía necesario recoger la opinión de las personas usuarias, teniendo en cuenta que son ellas las verdaderas protagonistas de sus procesos. Desde esta convicción, sus opiniones y aportaciones son de gran importancia para mejorar la intervención socioeducativa y el proceso en su globalidad. Nos hemos reunido por grupos de unidades convivenciales (manteniendo las normas y protocolos de seguridad marcados por la pandemia), y hemos explicado el proceso en líneas generales. Tras dar la información, cada persona ha realizado una encuesta de valoración. Los resultados, junto con los del resto de agentes implicados/as, se analizarán y servirán para formular mejoras con las que avanzar e innovar en el desarrollo del proceso de intervención socioeducativa, siempre con el objetivo de dar una mejor respuesta a las necesidades de las personas.