Harantzago begira | Mira más allá

Elkarbanatuz – Noticias

Un año de aprendizajes y adaptación

El Servicio Psicosocial, junto al resto de servicios y programas de Elkarbanatuz, ha realizado la evaluación del 2020, un año marcado por la pandemia, y en el que, como es lógico, el esfuerzo por adaptarnos a la coyuntura sanitaria ha sido una constante.  Durante ese tiempo nuestro foco estuvo puesto en todo momento en las necesidades de las personas usuarias que iban emergiendo y en el respeto a las exigencias de higiene y seguridad.   

En un primer momento, nos centramos en ayudar a gestionar el impacto emocional que supuso el confinamiento, máxime teniendo en cuenta las problemáticas de tipo emocional y de salud mental que afectan a muchas personas a las que apoyamos desde el servicio. El encierro hizo mella en la estabilidad de muchas de ellas, y en este sentido, el apoyo emocional y psicológico, la escucha y la aportación de herramientas para gestionar los miedos, la incertidumbre y la soledad, se convirtieron en nuestras prioridades. También nos ocupamos de reforzar las medidas de prevención para transmitir seguridad y ayudar en el cuidado de la salud de las personas.

A medida que la situación pandémica cambiaba, también lo hicieron la situación de las personas, sus necesidades y, por tanto, nuestras respuestas.  Readaptamos el servicio para ajustarnos al ritmo de los acontecimientos, incorporando las nuevas maneras de funcionar con una visión más enfocada en el medio plazo, pero siempre garantizando que nadie se quedara atrás.

Durante el proceso de evaluación anual recientemente desarrollado, quisimos contrastar nuestra visión con la de las personas usuarias. De hecho, les preguntamos su opinión a través de una encuesta y de entrevistas personales y grupales. Nos interesaba saber especialmente hasta qué punto se sintieron y se sienten acompañadas desde el inicio de la crisis sanitaria. De momento todas las personas consultadas han manifestado que agradecen mucho el apoyo recibido, que se han sentido acompañadas y, en la medida de las circunstancias, seguras.


La vivienda, un derecho esencial

En el Servicio Ocupacional acompañamos a las personas usuarias en la búsqueda de vivienda, coordinando este trabajo con el resto de servicios de Elkarbanatuz a fin de optimizar los recursos. 

A pesar de que el acceso a la vivienda está reconocido como un derecho (y recogido como tal en la Carta de Derechos Humanos de Naciones Unidas), a día de hoy, el ejercicio de este derecho sigue siendo muy complicado, en especial para las personas en situación de mayor vulnerabilidad. Lo constatamos a diario con las personas que se acercan hasta nuestro servicio, que sufren la exclusión residencial en mucha mayor medida que el resto de la población. A las trabas económicas, se suma el fuerte rechazo social del que son víctimas como consecuencia de su pertenencia a grupos estigmatizados socialmente, sobre los cuales siguen existiendo fuertes prejuicios.

Para estas personas, en la mayoría de los casos, resulta muy difícil la adquisición de una vivienda con contrato de alquiler y posibilidad de empadronamiento, dos requisitos imprescindibles para solicitar la Renta de Garantía de Ingresos. 

Conscientes de estas dificultades desde el Servicio Ocupacional hemos establecido canales de comunicación y coordinación con los diferentes servicios de la organización. Gracias a ello se facilita que personas de diferentes servicios compartan alojamiento y los gastos derivados del mismo.