Harantzago begira | Mira más allá

Elkarbanatuz – Noticias

La importancia de cuidarse

La adolescencia es una etapa vital, de gran trascendencia, que conecta la infancia y la madurez. Es una transición compleja y rica en cambios, no sólo físicos, si no también psicológicos y emocionales. Por ello, es importante que los y las adolescentes cultiven buenas rutinas y hábitos que les ayuden a mantener su salud física y mental, ya que ambas son igual de importantes. Con este fin, se ha desarrollado en el Servicio de Infancia y Familia, Baikaba, un programa de talleres sobre Hábitos Saludables dirigidos a los chicos y chicas de educación secundaria.

La finalidad de los talleres es aumentar el grado de conocimiento de los y las adolescentes acerca de estos temas y fomentar las buenas prácticas, poniendo el foco en la prevención de conductas perjudiciales para la salud. Los aspectos trabajados han sido variados: higiene personal, autoestima, drogas y sustancias, sexualidad y hábitos de sueño.

El programa, que continuará en los próximos meses, tiene un fuerte componente lúdico y utiliza un metodología dinámica y participativa, a fin de que los chicos y chicas disfruten del proceso de aprendizaje. Así, para enfatizar este carácter y motivar a la participación en las actividades, se han utilizado las redes sociales y se han diseñado herramientas exprofeso como el “Pasapalabra de la Higiene” o un Kahoot sobre “Mitos en torno a las drogas”.

El derecho a la vivienda

En Hiranka se siguen organizando actividades con las personas usuarias residentes en las viviendas gestionadas en el servicio de Acompañamiento a la Vida Autónoma.  El objetivo es profundizar de manera grupal en temas relacionados con la vida autónoma, que son de interés para las personas usuarias. Se trata de dinámicas que, entendemos, contribuyen al proceso de cada persona; están adaptadas a sus necesidades y dirigidas a que adquieran hábitos, herramientas, competencias y actitudes que faciliten el buen desarrollo de los procesos.

Se opta por dinámicas grupales que favorecen el empoderamiento y el diálogo entre las personas, con los consiguientes beneficios para las mismas, si bien, dada la situación actual y como medida preventiva frente al Covid, los talleres se confeccionan respetando los grupos de convivencia.

El derecho a la vivienda ha estado en el centro de los talleres realizados hasta la fecha.  Se ha trabajado sobre búsqueda de vivienda y sobre la prevención de accidentes en la misma.

Por un lado, se repasaron cuestiones técnicas relacionadas con los contratos, legislación, trámites, acuerdos entre las partes… etc., y, por otro, se abordaron asuntos más prácticos y emocionales. En concreto se habló de las dificultades para encontrar alojamiento y de la discriminación que sufren las personas en no pocas ocasiones, y que se traducen en carestía, incumplimiento de las condiciones que establece Lanbide, rechazo por parte de las personas propietarias, etc. Toda esta información se refuerza con material escrito disponible en cada uno de los recursos residenciales.

Por otra parte, con los talleres de prevención de accidentes en la vivienda se busca prevenir y sensibilizar en torno a esta materia.  La actividad desarrollada en esta ocasión se centró en dos aspectos importantes: el estado y buen uso de la vivienda, y las pautas básicas de actuación en caso de accidente.